Antes de empezar…

La práctica de Yoga no es un deporte o competición, ni necesitamos empezar con un cuerpo ágil y flexible. Nuestro tamaño, peso y capacidad física no importa en absoluto.

El Yoga nos enseña a aceptarnos y valorarnos, aceptando nuestro potencial y limitaciones , para cambiar hábitos negativos por positivos, desde el autoconocimiento y desarrollando la humildad. Tratando de desapegarnos de nuestra mente o nuestra personalidad, para dirigirnos a nuestra verdadera esencia.

 LAS CLASES

La estructura de las clases suele ser similar: la práctica se desarrolla como una pirámide, en la que se va intensificando el trabajo poco a poco:

– comenzamos con una observación (toma de conciencia),

– después pasamos al calentamiento (posturas dinámicas),

– seguimos con encadenamientos o secuencias,

– casi siempre termina con la práctica de Pranayama (técnica de respiración) o una relajación.

Es conveniente acudir con una actitud positiva y abierta. El Yoga implica una práctica continuada en el tiempo, que permite observar la evolución del alumno y los beneficios que le aporta. Por ello otro aspecto muy importante es la constancia en las clases, la disciplina. 

El Yoga es todo menos simples ejercicios de gimnasio, es algo más profundo que implica atención, interiorización, respiración, profundización, relajación, disciplina.

Hay personas que se sorprenden de la intensidad del esfuerzo que se hace en una clase de Yoga. Ello no debe echarte atrás, ya que los ejercicios son graduales y cada uno los desarrolla en función de su capacidad o sus limitaciones. Las posturas y secuencias se ajustan según la agilidad y flexibilidad, y siempre en conjunto con la respiración.

RECOMENDACIONES PRÁCTICAS

Ropa / vestimenta

La ropa para practicar debe ser cómoda y flexible, la práctica de yoga se realiza descalzo.

Puntualidad / desarrollo de las clases

La puntualidad es muy importante, se recomienda llegar con 10 minutos de antelación, principalmente por la concentración y la atención, que son factores primordiales y durante la practica. La puerta permanecerá cerrada durante la práctica.

Práctica en silencio 

Se ruega mantener silencio en la sala durante la clase para no desconcentrar a resto del grupo.

Higiene

Por respeto a los demás, se ruega mantener las convenientes normas de higiene.

Alimentación

 Se recomienda tomar las clases con un mínimo de 2 horas después de la última comida.

Lesiones previas, rehabilitación, otras situaciones especiales. Edad

Habla con nosotros para comentar cualquier aspecto de tu salud que pueda afectar la práctica. Así podremos ajustar de manera personalizada las posturas y secuencias que hagas durante la clase. El Yoga lo puedes practicar con 9 o 99 años.

¿Quieres saber más? Llámanos o envía un whatssap, estaremos encantados de darte toda la información que necesites.

¡Te esperamos!